Reseña | Cuaderno para dos – David Levithan y Rachel Cohn

Sean lectores bienvenidos a mi pequeño blog literario. ¿Cómo están hoy? Yo muy bien, hoy les traigo una reseña.


CUADERNO PARA DOS

9788427200807

FICHA TÉCNICA

  • Título: Cuaderno para dos
  • Autor(es): David Levithan y Rachel Cohn
  • Editorial: RBA
  • Páginas: 314
  • ISBN: 9788427200807

SINOPSIS

Manhattan. La Strand. Aquí, en una de las librerías más emblemáticas de Nueva York, empieza la historia de Dash y Lily, dos jóvenes nada convencionales que, a pesar de no saber de la existencia el uno del otro, podrían estar destinados a conocerse. El secreto está en un Moleskine rojo, el misterioso cuaderno que Dash encuentra en una de las estanterías de dicha librería. “¿Te atreves?”, pone en la tapa y, en la primera página, la caligrafía de Lily le plantea un desafío…, y luego otro…, y otro más.
¿Estará Dash dispuesto a aceptarlos?

MI OPINIÓN

Los buenos deseos no deberían dedicarse sólo a los hombres, sino también a las mujeres y a los niños, y, por supuesto, a todos los animales (…).

Cuaderno para dos trata de que un chico llamado Dash encuentra un cuaderno moleskine rojo entre las estanterías de la librería Strand en Manhattan. Al abrirlo se encuentra con una serie de retos firmados por una chica llamada Lily. Dash acepta los retos y entre ellos se van pasando el cuaderno dejándoselos en lugares secretos, pero sin llegar a conocerse. ¿Cómo terminará esta historia de amor? ¿Llegarán algún día a conocerse?
La historia está ambientada en la época navideña, y quédense tranquilos porque nunca se lo van a olvidar, ya que los autores se los van a recordar cada tres páginas, ya sea por la decoración, villancicos, comidas, etc. No sé por dónde comenzar a decir las razones por las que no me gustó el libro. Si es por por la ambientación, ya que a mi no me gusta mucho la Navidad, por la protagonista que era gilipollas, o por cómo estaba escrito.
Empecemos por la protagonista, en el libro dice que tiene 16 años. Quizás los aparenta, porque mentalmente parece que tiene 10 años. Las maneras de expresarse o las cosas que hacía, me terminaba crispando los nervios sus actitudes. Por ejemplo, para referirse a sus tetas decía “Tetamen”, o sea, ¿me estás jodiendo? Cuando le comenté a mi amiga Paula sobre esto, me dijo que le sonaba a súper héroe, y luego me mando este dibujo:
WhatsApp Image 2018-04-08 at 3.40.07 PM
Y tiene razón, ¿o me lo van a negar? Otra cosa, la muchacha no le gusta decir malas palabras y se expresa con cosas como “La madre que te matriculó”, ¿es en serio? También estaba el hecho de que era super apasionada a la navidad, en plan: ir a cantar villancicos y cosas de ese estilo, ahí reconozco que no me gusta por mi problema personal con la navidad. Es el típico personaje femenino que a esa edad es súper buena, nunca se ha emborrachado, no ha dado su primer beso, etc; menos realista que los cerdos voladores. No tiene ningún desarrollo a lo largo de toda la historia.
El protagonista masculino es el más rescatable de los dos. Me gustó que fuera excéntrico a la forma de expresarse con las palabras y que en algún momento de la historia reconoce que se sabe expresar mucho mejor a la hora de escribir que hablando con alguien en persona, esto último me gustó ya que logré sentirme identificada en este aspecto.
Me parece que la idea original era muy buena pero que hubiese quedado muchísimo mejor si el personaje femenino fuera más maduro y más realista. La idea de ir dejándose el cuaderno a escondidas y sin conocerse me pareció genial. Si fuese uno de ellos me llenaría de intriga y a la vez de adrenalina lo de ir pasándome notas con un desconocido. Reconozcamos que es bastante peligroso hacerlo, por lo que nunca se me ocurriría, pero de todas formas sería interesante.

dos-ratoncitos


Espero que les haya gustado la entrada de hoy. Me gustaría que me dejasen su opinión en los comentarios. Les dejo un beso grande y nos leemos pronto.

Anuncios