Reseña | El cuento de la criada – Margaret Atwood

Holiii, sean lectores bienvenidos a mi pequeño blog literario. ¿Cómo están hoy? Yo muy bien, y hoy les traigo la reseña de un libro que AAAAAAAA ES FANTÁSTICO MARAVILLOSO.


EL CUENTO DE LA CRIADA

FICHA TÉCNICA

  • Título: El cuento de la criada
  • Título original: The Handmaid’s Tale
  • Autora: Margaret Atwood
  • Traducción: Elsa Mateo Blanco
  • Editorial: Salamandra
  • Llega a Uruguay gracias a: Distribuidora Gussi
  • Páginas: 412
  • ISBN: 978-84-9838-801-5

SINOPSIS

En la República de Gilead, el cuerpo de Defred sólo sirve para procear, tal como imponen las férreas normas establecidas por la dictadura puritana que domina el país. Si Defred se rebela —o si, aceptando colaborar a regañadientes, no es capaz de concebir— le espera la muerte en ejecución pública o el destierro a unas Colonias en las que sucumbirá a la polución de los residuos tóxicos. Así, el régimen controla con mano de hierro hasta los más ínfimos detalles de la vida de las mujeres: su alimentación, su indumentaria, incluso su actividad sexual. Pero nadie, ni siquiera un gobierno despótico parapetado tras el supuesto mandato de un dios todopoderoso, puede gobernar el pensamiento de una persona. Y mucho menos sus deseos.


MI OPINIÓN

El cuento de la criada es, en mi más humilde o no tan humilde opinión, EL LIBRO escrito por la autora canadiense Margaret Atwood; tiene otras novelas que no dudo que sean excelentes, ya que éste es el único libro que he leído de ella, pero pongo en duda que sean tan, tan, tan geniales como lo es éste.
Este 2019 se publica su secuela, a la que le tengo muchísimo miedo, llamada en inglés “The Testaments”.

The Testaments

Esta novela distópica también tiene una serie basada en ella la cual lleva el mismo nombre. Por lo que me han dicho y mega mega recomendado, la serie está buenísima. Pero no he tenido la oportunidad de verla, por lo que no puedo darles mi juicio propio.

Antes de arrancar con la reseña, les comento que al inicio del libro, hay una introducción escrita por Atwood en la que responde algunas cosas de las que les han preguntado a lo largo de los años que lleva el libro publicado, y una de esas preguntas ha sido: “¿El cuento de la criada es una novela feminista?”, a lo que ella responde:

Si eso quiere decir un tratado ideológico en el que todas las mujeres son ángeles y/o están victimizadas en tal medida que han perdido la capacidad de elegir moralmente, no. Si quiere decir una novela en la que las mujeres son seres humanos —con toda la variedad de personalidades y comportamientos que eso implica— y además son interesantes e importantes y lo que les ocurre es crucial para el asunto, la estructura y la trama del libro… Entonces sí. En ese sentido, muchos libros son “feministas”. ¿Por qué son interesantes e importantes? Porque en la vida real las mujeres son interesantes e importantes.

En el mundo descrito por Atwood, las mujeres están separadas como en “categorías”. Tenemos a las Esposas, las Marthas, las Criadas y las Econoesposas. Las Esposas son, como bien lo dice su nombre, son las esposas de los Comandantes, los jefes de hogar. Son las señoras de la casa, de vestimenta azul y lo más importante, es que son estériles. Las Marthas, con sus ropas grises, son las sirvientas de la casa, se dedican a la limpieza, a la cocina y a los chismorreos. Y por último tenemos a las Criadas, con sus vestidos rojos y sus tocas blancas, que son fértiles, y cuyo único propósito es es tener hijos, tener hijos de los Comandantes. Las Econoesposas, con sus vestidos color verde, son como una mezcla de las tres anteriores.
La vida de las Criadas está completamente controlada. Tanto su dieta, su vestimenta, el cómo se relacionan con otras personas y su actividad sexual, por supuesto.

Lo que temen no es que escapemos —al fin y al cabo no llegaríamos muy lejos—, sino esas otras salidas, las que una puede abrir en su cuerpo si dispone de un objeto afilado.

El cuento de la criada – Margaret Atwood

En este mundo caótico nos encontramos con Defred, la Criada del Comandante Fred. Defred, de quien no descubrimos su verdadero nombre, pues le han despojado del mismo, sigue la misma rutina todos, o casi todos, los días: Se levanta, desayuna lo que le sirven, sale de casa con los vales que le dieron para hacer las compras, se cruza con otra Criada, ya que siempre salen de a dos, jamás pueden salir solas; luego regresa a su casa, y al otro día vuelta a empezar. Los únicos días diferentes, son los días en los cuales Defred debe “servir” al Comandante.

(…) nadie muere por falta de sexo. Es por falta de amor por lo que morimos.

El cuento de la criada – Margaret Atwood

Esta distopía futurista, es desgarradora y da muchísimo miedo, porque al ir pasando las páginas, descubrimos que es una historia, un ambiente, que podría no estar muy lejos. Nos es posible meternos en la piel de Defred, de cómo se siente, cómo llegó a ser quien es, y es posible generar una enorme empatía con este personaje.

A medida que vamos leyendo van surgiendo pequeñas tramas que al principio pensás “¿Y esto qué tiene que ver con lo que estaba leyendo?”, pero luego, poco a poco, se puede ver que éstas pequeñas mini tramas convergen y ¡BOOM! Caos.

El cuento de la criada es un libro que nos deja millones de reflexiones sobre nuestra sociedad, y a dónde estamos yendo con ella. Es una historia muy, muy impactante de la que no podrás soltarte. Todos deberían leerlo.

Nunca deberían habernos dado uniformes si no querían que seamos un ejército.

El cuento de la criada – Margaret Atwood

Debo confesar que mi ejemplar de este libro, al principio no pensaba comprarlo, por lo que lo pedí prestado en el trabajo, y a medida que iba leyendo pensaba “NOOOO, YA FUE, MALDITA SEA ME LO QUEDO”; por lo que fui al trabajo a los días siguientes y le dije a mi compañero en la caja “Cobrame este libro, porque tuve un accidente”, y ese accidente fue que lo llené de post its y lo subrayé por todos lados. Ups, no me arrepiento.

Excelente. LÉANLO.

Espero que les haya gustado la entrada de hoy. Me gustaría que me dejasen su opinión en los comentarios. Les dejo un beso grande y nos leemos pronto.