Reseña | Mentes poderosas – Alexandra Bracken

Holiii, sean lectores bienvenidos a mi pequeño blog literario. ¿Cómo están hoy? Yo muy bien, y hoy les traigo la reseña de un libro que AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA ME ENCANTÓ.


MENTES PODEROSAS

FICHA TÉCNICA

SINOPSIS

RUBY TIENE DIECISÉIS AÑOS.
ES PELIGROSA. Y ESTÁ VIVA.
POR AHORA.

Una misteriosa enfermedad ha acabado con las vidas de la mayoría de los niños del país. Ruby ha sobrevivido, pero ella y muchos más deberán enfrentarse a algo mucho peor que un virus: unas terroríficas habilidades que no son capaces de controlar. Ruby es enviada a Thurmond, un brutal campo de rehabilitación donde aprender a temer y a reprimir su nuevo poder. Pero ¿y si saber controlarlo es la única opción de supervivencia de toda una generación?

MI OPINIÓN

Mentes poderosas es el primer libro de la tetralogía del género de la distopía publicada bajo el mismo nombre escrita por Alexandra Bracken. La saga está compuesta por cuatro libros: Mentes poderosas, Nunca olvidan, Una luz incierta y El legado más oscuro (los cuatro se encuentran ya en librerías de Uruguay). Éste último es un libro que se ha publicado muy recientemente, el cual es un spin-off de lo que viene a ser la trilogía principal.
Alexandra también tiene otros tres libros publicados ya en español de los cuales dos forman parte de una bilogía, Pasajera y Caminante (el primero ya se encuentra también en librerías uruguayas), y el último, que por lo que tengo entendido no ha llegado aún, se llama El monstruoso relato de Prosper Redding.

Mentes poderosas ubica a nuestra historia en Estados Unidos, no sabemos precisamente en qué año ya que nunca se especifica, en el que hace muchos años hubo una terrible epidemia de una enfermedad conocida como ENIAA: enfermedad neurodegenerativa idiopática agua en adolescentes. ENIAA acabó con la vida de miles de niños, de la gran mayoría de los seres humanos menores a los trece años de edad.
Hubieron muy pocos niños que sobrevivieron a ella. Y aquellos que lo consiguieron, desarrollaron distintas clases de poderes, como por ejemplo telequinesis o telepatía.

Los adultos comienzan a percibir, en los niños sobrevivientes, estos pequeños indicios de poderes, y ahora los llaman monstruos, básicamente le temen a lo que desconocen, como todo el mundo. Pero estos adultos no harán algo como quedarse con los brazos cruzados mientras sus hijos andan por ahí haciendo extrañas cosas con la mente, por supuesto que no.
Por lo que a los niños sobrevivientes a ENIAA, el intento de gobierno comienza a darles caza y a mandarlos a unos centros de rehabilitación, o campamentos, donde, según “el presidente” podrán curarse de esas extrañas facultades.

Al encontrarse Estados Unidos en un caos completo, ya que no hay recursos (de ningún tipo) suficientes, se encuentra un presidente al mando que se niega a darse de baja de su cargo, también hay terroristas, en fin, todo es un desastre. Por lo que, realmente, a los adultos no les importa qué sucede con los niños en los campos de rehabilitación. No les interesa que allí los chicos son tratados como los más crueles esclavos.

Debía de ser el intento de optimismo más falso que oía desde que mi maestra de cuarto intentó hacernos razonar diciendo que en clase estábamos mejor sin los niños que habían muerto, porque así éramos menos para turnarnos en los columpios del patio.

Al llegar a estos centros, los niños son clasificados en un código de cinco colores: verde, azul, amarillo, naranja y rojo, el cual los separa en base a las habilidades que poseen.

Mentes poderosas nos cuenta la historia de Ruby, una chica que consiguió sobrevivir a ENIAA cuando era pequeña, y que actualmente se encuentra hace tantísimo tiempo que ni siquiera ella sabe con seguridad cuántos años han pasado, calcula que unos seis, en Thurmond, un centro de rehabilitación.
Ruby es una verde y, gracias al trato que recibe a diario en Thurmond, ha aprendido a temerle completamente a sus poderes, en vez de abrazarlos y aprender a utilizarlos.
Y también les teme por cosas que, sin saber cómo hizo, ha destrozado gran parte de su pasado.

Gracias a un par de sucesos, Ruby consigue salir de milagro, escaparse de Thurmond, pero ella sabe que las cosas no han terminado ahí, sino que esto es sólo el principio. Lo único que tiene clarísimo, es que ella no volverá a poner un pie ahí dentro si no es luchando con uñas y dientes.

Porque Cate no sabía que me había convertido en dos personas; que me había dividido entre lo que tanto había querido y lo que ahora me vería obligada a ser. Una parte de mí, la más dura, la más rabiosa, estaría junto a aquellos monstruos y poco a poco se iría amoldando a su manera de ser. Pero había otra Ruby, una Ruby secreta. Una Ruby fina como una brizna de aire, que había luchado mucho tiempo para seguir con vida. Esa era la Ruby que Liam llevaba consigo, aun sin saberlo. La que le acompañaría siempre escondida en el bolsillo del pantalón, la que le susurraría palabras de aliento y le diría que había nacido para perseguir la luz.

Es mejor intentar vivir libre, con mis propias condiciones, que morir por los puñeteros sueños de los demás.

Amé con todo ser este libro. Reí, lloré, quise gritar, volví a reír y mi corazón explotó de shipp. Ese es mi resumen de lectura.

Comencé a leer este libro con mucho miedo de que no me gustara, aaaaunque le fui con cero expectativas (puntos especiales para mí), y además tenía miedo de que al ser un libro publicado hace tanto tiempo, ya hubiera pasado mi tren de las distopías y que por ello no me gustara. Pero por suerte no fue así, mi corazón de lectora 2012-2013 sigue ahí, vivito y coleando.

Ruby me pareció un muy buen personaje. No era para nada un personaje plano, se me hizo una chica muy humana, y que tenía miedo de las cosas que no podía controlar y de las que desconocía (sus poderes). A pesar de que durante el libro había escenas en las que quería sarandearla y decirle NOOOO BOLUDA QUE HICISTE, me gustó muchísimo su evolución a lo largo de la historia. Ruby es la clara definición de pato criollo, ya que: un paso una cagada. Pero lo que me encantaba de ella era que aun habiendo metido la pata hasta el fondo, ella intentaba levantarse y enmendar sus errores.

Mentes poderosas es un libro plagado de acción. Es un ir y venir en el que están sucediendo cosas en todo momento y los personajes no se están quietos nunca. Habían escenas en las que tenía que tomar un respiro de todo lo que estaba sucediendo porque no podía con mi vida y era como AAAAAA WAIT NECESITO UN DESCANSO. Y eso me encantó.

Si les gustan las historias de acción, este libro está recomendadísimo.

Muchas gracias a Distribuidora Océano por mi ejemplar ♥.


Espero que les haya gustado la entrada de hoy. Me gustaría que me dejasen su opinión en los comentarios. Les dejo un beso grande y nos leemos pronto.

Anuncios