Reseña | Material sensible – Neil Gaiman

Holiii, sean lectores bienvenidos a mi pequeño blog literario. ¿Cómo están hoy? Yo muy bien, y hoy les traigo la reseña de un libro que me encantó aunque me costó leerlo un poco.


MATERIAL SENSIBLE

FICHA TÉCNICA

  • Título: Material sensible
  • Título original: Trigger Warning
  • Autor: Neil Gaiman
  • Traducción: Laura Fernández
  • Editorial: Salamandra
  • Sello: Narrativa Salamandra
  • Llega a Uruguay gracias a: Distribuidora Gussi Libros
  • Páginas: 396
  • ISBN: 978-84-9838-736-0

SINOPSIS

Con una enorme legión de fieles lectores en todo el mundo, Neil Gaiman está considerado uno de los escritores de imaginación más fértil y perturbadora de la actualidad. En este volumen, el creador de Coraline y Sandman ha reunido una extraordinaria colección de veinticinco relatos y poemas que puede entenderse como un auténtico festín, un repertorio que concentra todo el potencial fantasioso y onírico de Gaiman: historias de terror y de fantasmas, ficción especulativa y cuentos de hadas, fábulas perversas y versos sorprendentes.
Como es característico en él, el mundo sensible no es más que un mero velo o una ilusión tras la cual se despliega un sinfín de realidades paralelas y mundos alternativos, casi siempre amenazantes y ominosos. En la mente creativa de Gaiman, todo es posible: laberintos lunares, amigos imaginarios de carne y hueso, iglús fabricados con libros, piratas muy peculiares, caseras asesinas, objetos hechizados, tarjetas de felicitación que alteran el espacio-tiempo… Un muestrario de circunstancias singulares que confieren a los protagonistas un abanico de experiencias capaces de revelarles conocimiento de sí mismos y emociones que ni siquiera sospechaban poseer.
Así pues, al lector le aguarda un viaje literario en el que frotarse los ojos y padecer escalofríos, maravillarse y quedar noqueado por el genio de un escritor sofisticado que nos embelesa con sus hechizos y nos traslada a lo más profundo de un país inexplorado donde lo fantástico se hace realidad y lo cotidiano es incandescente.

MI OPINIÓN

Leer este libro fue mi primer acercamiento hacia Neil Gaiman, a pesar de que tengo un par de libros de él acumulando polvo en mis estantes. Al principio mi idea fue comenzar a leer a este autor con otro de sus libros de relatos llamado Humo y espejos, pero al momento de pedirlo prestado, una de mis compañeras de trabajo en la librería me dijo que era mejor empezar con Material sensible. A pesar de su recomendación, este libro estaba agotado y al final tampoco me llevé Humo y espejos. Así que muchas gracias a Distribuidora Gussi por mi ejemplar con el que sí pude leer esta serie de relatos.

Neil Gaiman

Decidir leer a Gaiman no fue sólo idea mia, sino que una publicidad en Instagram en la que salía él a cada rato diciendo “Let me give you some advice…” era como que en realidad me estaba diciendo “Victoria, es hora de que me leas de una vez”.
Gaiman es muy famoso, además de por sus libros de relatos, por la serie de cómics de Sandman, por ser el creador de Coraline (del que derivó la película que me hacía temblar hace unos años) y de American Gods. Tiene además muchas otras novelas y también es el coautor de Good Omens, o Buenos presagios, como fue traducido.

Material sensible es una antología de relatos y poemas en el cual todos tienen en común que son bastante turbios. En todos y cada uno de ellos, no hay un personaje que no la pase horriblemente mal, o que no muera. Y me pareció fantástico.

En este libro encontraréis cosas, como en la vida, que podrían perturbaros. En estas páginas hay muerte y hay dolor, lágrimas y desazón, violencia de todas las clases, crueldad, incluso abuso. También hay bondad, espero, de vez en cuando.

Gaiman tiene su propio personaje en los Simpsons

Al inicio tiene una larga introducción, en la que, además de hablar en general de la propia antología, tiene una sección en la que habla de cada uno de los relatos/poemas, cuenta qué lo inspiró a escribirlo o algunas curiosidades acerca de los mismos.

La introducción comienza así:

Hay cosas que nos perturban. Aunque aquí no hablamos precisamente de eso. Estoy pensando, más bien, en esas imágenes, palabras o ideas que se abren como trampillas bajo nuestros pies, arrancándonos de la seguridad y la cordura de nuestro mundo para arrojarnos a un lugar mucho más oscuro y menos acogedor. Se nos acelera el corazón con un redoble y tenemos que esforzarnos para recuperar el aliento. La sangre abandona nuestros rostros y dedos, y nos quedamos pálidos, jadeantes, conmocionados.
Y lo que aprendemos sobre nosotros mismos en esos momentos, justo cuando se ha activado el detonante, es esto: el pasado no ha muerto. Hay cosas que nos aguardan, con paciencia, en los pasillos oscuros de nuestra vida. Creemos haberlas superado, haberlas olvidado, creemos que las hemos dejado ajarse y marchitarse y que se las ha llevado el viento, pero nos equivocamos. Estaban esperándonos en la oscuridad, entrenando, ensayando sus golpes más demoledores -esos puñetazos salvajes, duros y cortantes, directos al estómago-, matando el tiempo hasta que volviéramos a pasar por allí.

¿Cómo podría no amar un libro que tiene semejante introducción? Me impresionó cómo todos, y cada uno de los relatos/poemas plasmados en este libro, me hicieron sentir algo. Ese es mi problema principal con las antologías, por lo general me hacen perderme o que no todos los relatos me producen emociones; con Material sensible no sucedió esto. No sé qué tiene la prosa de Gaiman, pero sus relatos, por más cortos que fueran, hacían que se me erizara el vello de los brazos. Su prosa es sencilla, pero Gaiman combina las palabras de una manera en la que puede hacerte transmitir muchísimo, e incluso puede meterte en la historia para pensar que hay alguien detrás, o que estuviste presente en el momento, junto a él, en el que el personaje principal se perdió dentro del laberinto lunar al intentar huir de aquello que lo perseguía.

Otro de mis grandes problemas con las antologías, es que al ser tan distinto un relato de otro, no puedo seguir leyendo un relato atrás de otro porque me molesta la falta de continuidad. Eso no fue distinto en este libro, aún así, iba leyendo un relato cada tanto y así pude ir llevándolo, a pesar de que me demorara más en leerlo; y fue una gran decisión de mi parte, humildad cero.

Sin dudar recomiendo muchísimo esta antología, y fue una de las mejores formas de empezar a leer a este autor, que ya sospecho, se va convirtiendo en uno de mis favoritos.

Muchas gracias a Distribuidora Gussi Libros por mi ejemplar ♥.


Espero que les haya gustado la entrada de hoy. Me gustaría que me dejasen su opinión en los comentarios. Les dejo un beso grande y nos leemos pronto.