Reseña | Definiciones de lo indefinible – Whitney Taylor

Holiii, sean lectores bienvenidos a mi pequeño blog literario. ¿Cómo están hoy? Yo muy bien, y hoy les traigo la reseña de un libro que me gustó por el tema que aborda.


DEFINICIONES DE LO INDEFINIBLE

FICHA TÉCNICA

  • Título: Definiciones de lo indefinible
  • Título original: Definitions of indefinable things
  • Autor: Whitney Taylor
  • Traducción: Belén Sánchez Parodi
  • Editorial: Riverside Agency
  • Sello: #numeral
  • Llega a Uruguay gracias a: Distribuidora Gussi Libros
  • Páginas: 269
  • ISBN: 978-987-4085-23-8

SINOPSIS

Reggie no es una chica romántica: el mundo la ha lastimado y su regla general es no involucrarse con la gente. Además, cuando entra en alguna de las “tres fases de la depresión”, le resulta casi imposible sentir la calidez humana.
En una visita a la farmacia para recoger su antidepresivo conoce a Snake, quien hace que la sensación de calidez parezca sobrevalorada. El chico tiene un tatuaje en el cuello, una adicción por los Twizzler y una buena dosis de arrogancia, sobre todo si tenemos en cuenta que está allí para buscar su Prozac. Pero es divertido y está interesado en ella.
Snake también tiene una exnovia embarazada de siete meses, Carla. Menos mal que Reggie no es romántica sino una pesimista empedernida, especialista en odiar a todos.
Cuando comienza a relacionarse con Snake y Carla, Reggie debe decidir si vale la pena arriesgarse a experimentar emociones e involucrarse con las personas.
Los tres jóvenes deben luchar con el significado de la amistad, el amor y la depresión, y se dan cuenta de que, tal vez, una definición no siempre es sencilla o posible.

MI OPINIÓN

Definiciones de lo indefinible llegó a mi gracias a un paquete sorpresa que me mandó Distribuidora Gussi Libros. Es un libro autoconclusivo, y libro debut, escrito por Whitney Taylor, una estudiante de Psicología y Literatura de Virginia.
A primera vista, no lo habría escogido para leer porque (sin leer la sinopsis) creía que era una historia completamente de romance, y eso me echaba para atrás a la hora de leerla; pero me llevé una gran sorpresa al descubrir que estaba equivocada.
Definiciones de lo indefinible es un libro juvenil que, además de tener romance y amistad, se su tema principal es la depresión en los jóvenes.

Reggie, nuestro personaje principal, es una chica de diecisiete años que sufre depresión hace un par de años por un suceso, al que ella llama “detonante”, que sacudió su vida.
Su historia comienza cuando acude a la farmacia a comprar sus antidepresivos, mientras se encuentra esperando, se choca con un chico de una apariencia algo peculiar, y ella, con su gran humor característico, no puede evitar burlarse de él. Cuando comienzan a hablar, o más bien a responderse comentarios cada vez más sarcásticos, él le dice que se llama Snake y que también se encuentra esperando por sus antidepresivos.

Reggie cree que es un encuentro un poco particular, pero que no volverá a cruzarse a Snake en su vida. Pero sorpresa, esto es un libro juvenil, por lo que su nuevo compañero de trabajo es, Snake; lo sé, no se lo esperaban. Luego de muchas insistencias de parte de él, Reggie accede a tener, como ellos lo llaman, una anti-cita con Snake.
Pero todo va a darse vuelta cuando a los días siguientes, se entera que Snake es el exnovio de Carla, su insoportable compañera de clase. Y lo mejor de todo, o lo peor de todo, es que Carla está esperando un bebé suyo, embarazada de siete meses, ni más ni menos.

A partir de acá, la vida de Reggie se subirá a un sube y baja de emociones en las que no sabrá cómo reaccionar a cada una de ellas y en las que sentirá, principalmente, que el mundo se le viene abajo.

–Déjame que te diga algo que me hubiera gustado que me dijeran cuando tenía tu edad –comentó ella, en un tono de voz pacífico y sincero. Genuina hasta la exageración. Buscó un trozo de papel y un bolígrafo en la mesa que tenía al lado y dibujó una marca–. Esta es la vida. Nuestra existencia se da en línea recta. Ahí está el punto A, el principio. El punto C, el final. Y el punto B, toda la mierda de entre medio. Y ésta pequeña línea, una gota de tinta sobre el papel, es nuestra línea. Esto es todo lo que tenemos, nuestra única oportunidad. Es aterrador, ¿no es cierto? Porque tiene fin, no es un círculo que nos permitirá retroceder para tener otra oportunidad. Nos quedamos atascados en el punto B, donde lloramos, nos lamentamos, nos asustamos, nos enamoramos, nos abandonan, y deseamos poder sobrevivir a nuestra línea o dibujar una mejor –ella señaló el centro de la marca, dejando el dedo sobre la página–. Pero ahí reside la belleza del punto B. Nadie es exactamente igual al otro. Esta es la única línea que te han trazado, Reggie. Es injusto que una línea sea lo único que tengamos, pero también es todo lo que cualquiera de nosotros consigue. La única forma de desperdiciarla sería no vivirla y no amar a la gente que camina por la suya.

La familia de Reggie es también un problema para ella, ya que tiene muy poca comunicación con sus padres. Su padre en sí no es un problema, es un hombre poco hablador pero que, de alguna manera, intenta entender la enfermedad de su hija y apoyarla. Su madre sí que es el verdadero problema y espero realmente una persona que sufre de esta enfermedad no tenga que enfrentarse a un familiar de este estilo.
La madre de Reggie es una mujer muy creyente que cree que todos los problemas de su hija se resolverán mediante oraciones. Apenas accede a que su hija vaya a terapia y tome medicamentos, sino que también culpa a Reggie de su enfermedad y le dice que es una egoísta por sufrirla.
Por suerte, cerca del final del libro, la madre consigue cambiar un poquitito su actitud y consigue ser más comprensiva con su hija.

Y en eso consistía lo bueno y lo dañino. Me sentía bien estando a solas, pero aún me dolía que hubiera un columpio vacío.

Alrededor de la historia acompañamos a Reggie en sus recaídas depresivas, a las que ella llama “las tres fases”, y también la acompañamos a sus idas a terapia y vemos cómo evoluciona ante ellas.
También vemos como Reggie lucha contra el odio, el amor, la amistad y, sobre todo, cómo batalla contra la enfermedad que da vuelta su vida

Me gustó muchísimo la manera en que la autora aborda esta enfermedad en la historia. Nunca había leído un libro que tratara principalmente acerca de la depresión, y la verdad que la autora lo hace con mucho cuidado y con bastante tacto.
Y enganchado con este punto, la manera en la que evoluciona el personaje de Reggie a lo largo del libro me gustó muchísimo. Podemos ver cómo Reggie lucha contra la depresión y cómo sus nuevos amigos y su terapeuta le ayudan a hacerlo. Es también mucho trabajo para ella misma el entender e ir manejando poco a poco su enfermedad hasta conseguir que no destruya su vida por completo.

Me volví hacia la ventana y me puse a pensar en píldoras, cartas, mesas de almuerzo y en cosas que nunca podía definir. Pero tal vez no se trataba de definir nada, sino de reconocer que el dolor existía y que merecía existir. Que todo lo que yo sentía, desde la soledad hasta el odio y el miedo, existían y merecían existir. Lo que intentaba entender no era el punto. El punto era que tratara de entenderlo. 

–Puedes sentarte con tus amigos –le dije, después de escribir La definición de la depresión a lo largo de la página. 

Él me lanzó una de sus extrañas sonrisas, una visión extraordinariamente reconfortante. 

–¿Quién dijo que no podía?

Muchas gracias a Distribuidora Gussi Libros por mi ejemplar ♥.


Espero que les haya gustado la entrada de hoy. Me gustaría que me dejasen su opinión en los comentarios. Les dejo un beso grande y nos leemos pronto.