Reseña | Humo y espejos – Neil Gaiman

Holiii, sean lectores bienvenidos a mi pequeño blog literario. ¿Cómo están hoy? Yo muy bien, y hoy les traigo la reseña de un libro que cuyos relatos te dejarán los pelos de punta.


HUMO Y ESPEJOS

FICHA TÉCNICA

  • Título: Humo y espejos
  • Título original: Smoke and Mirrors
  • Autor: Neil Gaiman
  • Traducción: Sonia Tapia
  • Editorial: Salamandra
  • Sello: Narrativa Salamandra
  • Llega a Uruguay gracias a: Distribuidora Gussi Libros
  • Páginas: 395
  • ISBN: 978-84-9838-804-6

SINOPSIS

FICCIONES E ILUSIONES

En las manos maestras de Neil Gaiman, la magia es mucho más que un mero juego de engaños. La destreza y el poder de invención de este gran fabulador transforman el entorno cotidiano en un mundo hechizado por sucesos sombríos y extraños, en el que una anciana puede comprar el Santo Grial en una tienda de segunda mano, unos asesinos se anuncian en los clasificados de un periódico bajo la rúbrica “CONTROL DE PLAGAS”, o un muchacho asustado debe negociar con un trol malcarado y mezquino que vive bajo un puente ferroviario.

Esta recopilación de treinta relatos, poemas narrativos y piezas breves e inclasificables ofrece múltiples y variadas posibilidades para que el lector explore una realidad transformada, astutamente velada por el humo y las sombras, a la vez que tangible y afilada. Todo parece posible en el universo de Gaiman, el gran maestro prestidigitador que despierta los sentidos, cautiva los sueños y mantiene en vilo nuestra mente.

MI OPINIÓN

Humo y espejos es una antología de relatos y poemas narrativos escritos por Neil Gaiman. Esta es ya la segunda antología de él que leo y la verdad es que sigo maravillada.

Lo que tienen en común estos relatos y poemas es que tienden a hablar de lo que se esconde más allá de los sueños, los espejos y las ilusiones. En esta recopilación podemos encontrar todo tipo de temas desde el amor y el desamor, al odio, el terror y al sexo.

Los espejos son algo maravilloso. Parecen decir la verdad, reflejar la vida tal cual es, pero, si colocas uno de la forma adecuada, mentirá de manera tan convincente que creerás que cualquier cosa se ha desvanecido de pronto, que una caja llena de palomas, banderas y arañas está en realidad vacía, que las personas escondidas entre las bambalinas o en el foso son fantasmas que flotan sobre el escenario. En el ángulo correcto, un espejo se convierte en una ventana mágica: es capaz de mostrarte cualquier cosa que imagines y tal vez unas cuantas que no puedes ni imaginar.

A diferencia de lo que me pasó con Material sensible, este ejemplar me resultó más llevadero porque fui leyendo los relatos a medida que viajaba en bondi a la facultad, es decir un viaje = un relato, de esta forma no me trancaba al querer leer todos de golpe.

Tartas de bebé fue uno de mis relatos favoritos y eso que es apenas una página. Habla sobre un mundo en el que se agotaron los animales, ya sea porque los humanos los mataron todos o porque de alguna manera salieron huyendo. Los humanos resuelven el problema de la forma más sencilla posible: reemplazaron a los animales por los bebés.

Deambulamos durante un tiempo, perdidos, hasta que alguien señaló porque ya no tuviéramos animales no debíamos cambiar nuestras vidas. No debíamos cambiar nuestra alimentación o dejar de testar productos que podían causarnos daño.
Al fin y al cabo, todavía quedaban bebés.
Los bebés no hablan. Apenas pueden moverse. Un bebé no es una criatura racional, pensante.
Hicimos bebés.
Y los utilizamos.
A algunos nos los comimos. La carne de bebé es tierna y sabrosa.
Los despellejamos para adornarnos con sus pieles. El cuero de bebé es suave y cómodo.

No todos los relatos me han llamado la atención, pero es normal. Si en un libro de treinta relatos TODOS me gustasen sería un poco sospechoso, ¿no? Me pasó que me frustré con muchos de estos relatos porque tenían mucha madera para poder convertirse en novela, aunque supongo que quizás perdería un toque la gracia. Me hubiera encantado que “Regalo de boda”, “Podemos proporcionárselo al por mayor” y “Nieve, cristal, manzanas” fueran una novela.
Otros de sus relatos, ya más del género del terror, conseguían ponerme los pelos de punta y mantenerme tan enganchada que a veces me resultaba imposible soltar el libro. Me parece que en las novelas de terror Neil podría ganar bastante terreno, la verdad que se le da muy bien.

La prosa de Neil es sencilla y con un genial toque de fantasía. Me encantó haber comenzado con él con sus relatos, pero creo que ya es hora que pruebe sus novelas.

La gente habla de libros que se escriben solos, y es mentira. Los libros no se escriben solos. Requieren pensar, documentarse, sufrir dolores de espalda y tomar notas, y dedicarles más tiempo y más trabajo del que uno pueda imaginar.

Neil Gaiman ya se asentó en el podio de mis autores favoritos, ¡qué ganas de leerlo en Sandman y en American Gods!

Muchas gracias a Distribuidora Gussi Libros por mi ejemplar ♥.


Espero que les haya gustado la entrada de hoy. Me gustaría que me dejasen su opinión en los comentarios. Les dejo un beso grande y nos leemos pronto.

Anuncios