Reseña | Las chicas – Emma Cline

Holiii, sean lectores bienvenidos a mi pequeño blog literario. ¿Cómo están hoy? Yo muy bien, y hoy les traigo la reseña de un libro que, al principio, no parecía convencerme del todo, pero que para al final, ya e tenía entre sus páginas.


LAS CHICAS

FICHA TÉCNICA

  • Título: Las chicas
  • Título original: The Girls
  • Autor: Emma Cline
  • Traducción: Inga Pellisa
  • Editorial: ANAGRAMA
  • Sello: Panorama de narrativas
  • Llega a Uruguay gracias a: Distribuidora Gussi
  • Páginas: 336
  • ISBN: 9788433979582

SINOPSIS

California. Verano de 1969. Evie, una adolescente insegura y solitaria a punto de adentrarse en el incierto mundo de los adultos, se fija en un grupo de chicas en un parque: visten de un modo descuidado, van descalzas y parecen vivir felices y despreocupadas, al margen de las normas. Días después, un encuentro fortuito propiciará que una de esas chicas -Suzanne, unos años mayor que ella- la invite a acompañarlas. Viven en un rancho solitario y forman parte de una comuna que gira alrededor de Russel, músico frustrado, carismático, manipulador, líder, gurú.

Fascinada y perpleja, Evie se sumerge en una espiral de drogas psicodélicas y amor libre, de manipulación mental y sexual, que le hará perder el contacto con su familia y con el mundo exterior. Y la deriva de esa comuna que deviene secta dominada por una creciente paranoia desembocará en un acto de violencia bestial, extremo.

MI OPINIÓN

Las chicas es un libro que año tras año ha llamado mi atención desde las vidrieras de las librerías. No sé que fue, si la combinación de los colores en la portada, el amarillo chillón gritándome que levantara el libro y lo leyera, o el título, Las chicas, ilusionándome en que quizás este libro era solamente protagonizado por mujeres.

Esta novela fue el debut como autora de Emma Cline; y la verdad es que no le ha ido nada mal. Ha sido traducida a muchísimos idiomas y además se ha hablado de adaptarlo a la pantalla grande.
Si saben si ya ha sido adaptado, porfi déjenmelo en los comentarios, porque yo no encontré si al final se grabó o no una película.

Qué triste era descubrir que a veces nunca llegábamos hasta allí. Que a veces vivíamos la vida entera deslizándonos por la superficie mientras pasaban los años, desdichados.

Emma Cline

La protagonista de esta historia es una chica de catorce años llamada Evie. Evie es una chica que pertenece a una familia de sociedad alta, y que está en esa etapa de rebeldía adolescente en la que nada relacionado a sus padres le sirve o le parece bien. Esto está enganchado a que sus padres acaban de divorciarse, y no tienen el tiempo ni las ganas de prestarle a su hija la atención que merece.
También, por decirlo de alguna manera, tiene las hormonas MUY escandalizadas; y es que gracias a esto, el hermano mayor de su mejor y única amiga, se convierte en su nueva obsesión amorosa. Esto provoca una pelea imperdonable entre las dos amigas.
Todo esto lleva a Evie a un estado de gran soledad, no tiene a nadie en quien confiar ni siquiera alguien con quien hablar.

Un día, Evie se encuentra sola en el parque cuando a lo lejos ve a un trío de chicas, descalzas, que visten de forma no común, y se ven completamente despreocupadas, tanto así que Evie llega a fijarse en que a una de ellas se le ve un pezón y no parece incomodarse con ello.
Nuestra protagonista siente un flechazo instantáneo hacia ellas, pero sobre todo hacia la que parece ser la líder, la chica morocha.

A partir de entonces, esta chica morocha (que luego nos enteramos que se llama Suzanne) reemplaza el lugar ocupado por el hermano de su ex amiga; ahora Suzanne es su nueva obsesión; por lo que Evie intentará cruzárselas otra vez, y otra vez, hasta conseguir hablar con ellas y saber quiénes son.
Evie llega a lo que ellos llaman “el rancho”, que es el lugar donde vive una especie de comuna, todos bajo el amor que profesan hacia un hombre llamado Russell, un pésimo músico que está buscando la fama que cree merecer.

Esta especie de comuna, vive en un rancho es condiciones de vida pésimas, no tienen agua potable ni saneamiento; tampoco tienen alimentos ni ropa suficiente para todos. Pero no todos los que viven ahí siempre fueron de clase baja, algunos, cansados del estilo de vida consumista que llevaban, prefirieron vivir de ese modo; pero otros, como Evie, fueron arrastrados hacia allí por tener una obsesión con algo u alguien. Pero lo que todos tenían en común, era el amor.

Formar parte de este grupo amorfo, pensar que el amor podía llegar de cualquier lado. Así no te sentirías decepcionada si no llegaba lo bastante de la dirección que esperabas.

La historia está contada en dos épocas diferentes, por un lado, en 1969 cuando Evie conoce a Suzanne y al grupo, mientras que en la otra, Evie ya es una mujer mayor, cincuentona, que vive sola y no deja de recordar los sucesos del pasado que la llevaron a donde está ahora. Es una mujer asustadiza y con la baja autoestima que tenía cuando era adolescente.
La época más interesante de leer, es sin duda alguna la primera, la de 1969, ya que directamente llevan como consecuencia la segunda. Ésta última me resultó un poco más aburrida.

El ambiente de los 70′ en el que se desarrolla una parte de la historia está muy bien trabajado. La autora nos teletransporta a aquella época sin que se vea forzado ni trabajoso el viajar al pasado.

Me costó muchísimo trabajo el agarrarle sentido a las acciones de Evie. No podía entender cómo estaba dejando atrás toda su vida, su buena vida, por una persona, por el sexo, el alcohol y las drogas psicodélicas. Luego entendí el cómo llega a dejarse influenciar una persona, y sobre todo una menor de catorce años. Entendí el cómo es fácil dejarse llevar, ser arrastrado por la marea, por otras personas que son conscientes de lo que te están haciendo.

La autora tiene una prosa que engancha desde un primer momento, muy bella y poética, una prosa que te invita a seguir leyendo y a seguir conociendo lo que la autora tiene para contar.

Incluso más tarde, incluso sabiendo las cosas que supe, era imposible ver, esa primera noche, más allá de lo inmediato. La camisa de ante de Russell, con ese olor a carne y a podrido, suave como el terciopelo. La sonrisa de Suzanne, que floreció dentro de mí como pirotecnia, esparciendo su humo de colores, sus cenizas errantes y hermosas.

Un detalle que me pareció tremendamente curioso, es que Emma Cline elegió inspirarse en el caso famoso: el de la matanza perpetrada por Charles Manson y su tribu de chicas. Esto lo acabo de descubrir, mientras estaba escribiendo esto, y me resultó muy interesante, y si ahora pienso en la historia, la veo de una forma algo diferente y que sí que está relacionada al caso de Manson.

Pobres chicas. El mundo las engorda con la promesa de amor. Cuánto lo necesitan, y qué poco recibirán jamás la mayoría de ellas. Las canciones pop empalagosas, los vestidos descritos en los catálogos con palabras como “atardecer” y “París”. Y luego les arrebatan sus sueños con fuerza violentísima; la mano tirando de los botones de los vaqueros, nadie mirando al hombre que le grita a su novia en el autobús.

Muchas gracias a Distribuidora Gussi por mi ejemplar ♥ .


Espero que les haya gustado la entrada de hoy. Me gustaría que me dejasen su opinión en los comentarios. Les dejo un beso grande y nos leemos pronto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s