Reseña | El héroe de las eras – Brandon Sanderson

Holiii, sean lectores bienvenidos a mi pequeño blog literario. ¿Cómo están hoy? Yo muy bien, y hoy les traigo la reseña de un libro que me gustó mucho por la forma en la que se desarrollan los sucesos.


EL HÉROE DE LAS ERAS

FICHA TÉCNICA

SINOPSIS

Durante los últimos mil años, los skaa han sido esclavizados y han vivido sumidos en el miedo al Lord Legislador, que ha reinado con un poder absoluto gracias al terror y a la poderosa magia de la alomancia. Kelsier, el Superviviente, el único que ha logrado huir de los Pozos de Hathsin, encuentra a Vin, una pobre chica skaa con mucha suerte. Los dos se unen a la rebelión que los skaa intentan desde hace un milenio y vencen al Lord Legislador. Pero acabar con el Lord Legislador fue la parte sencilla. El verdadero desafío consistirá en sobrevivir a las consecuencias de su caída. En El héroe de las eras se explican el porqué de las brumas y las cenizas, las tenebrosas acciones del Lord Legislador y la naturaleza del Pozo de la Ascensión.
Vin y el Rey Elend buscan en los últimos escondites del Lord Legislador y descubren el peligro que acecha a la humanidad. ¿Conseguirán detenerlo a tiempo?

El imperio final | El pozo de la ascensión | El héroe de las eras

MI OPINIÓN

Bueno, no puedo creer que haya llegado a su fin la #LCSanderson, sinceramente, gracias al intenso bloqueo lector por el que estoy pasando, no creí que fuera a terminarlo en un tiempo cercano, pero pasaron cosas.

El héroe de las eras es el tercer y último libro de la trilogía original de Mistborn escrita por Brandon Sanderson; tiene además una segunda trilogía que espero poder leerla este año y que por otro lado, no sé por dónde la saca Sanderson, ya que este último libro cierra muy bien la trilogía.

Para explicarles de qué va este tomo, seguramente tenga que hacer algún que otro spoiler, intentaré que sean lo más pequeños posible pero sigan leyendo bajo su consciencia.
Luego de los acontecimientos de El pozo de la ascensión, un año atrás, Vin y Elend (ahora como nacido de la bruma y emperador de El imperio final) comienzan a seguir un mapa que dejó el Lord Legislador en la caverna de suministros debajo de Luthadel. Según dicho mapa, éste los guiaría a otra caverna con suministros, en otra ciudad lejana, donde dejaría un mensaje (escrito en metal, obvio) que les ayudaría a derrotar a Ruina. Siendo en total unas cinco ciudades, en la primera parte del libro vemos cómo ellos van, de ciudad en ciudad, intentando conquistarlas, para poder hacerse con dichas cavernas y mensajes.

—Tienes que admitir que no eres corriente, Vin. Eres una extraña mezcla de noble, pícara callejera y gata. Además, en nuestros breves tres años juntos, has conseguido matar no solo a mi dios, sino a mi padre, mi hermano y mi prometida. Es como una especie de saña homicida.

Este último tomo, en mi opinión, está ultra caracterizado por el crecimiento de personajes, y lo mejor de todo es que no es sólo el desarrollo de Vin y Elend como personajes principales, sino que a aquellos que teníamos como “secundarios” como Sazed y Fantasma cobran mucha más importancia, teniendo tramas propias, separadas de las de Vin y Elend, pero nada forzadas y que después colapsan en la gran trama principal de una manera sorprendente.

Al prestar atención a El imperio final, y comparando los personajes actualmente, vemos qué tanto han crecido desde entonces. Vin se encuentra en la mejor versión de sí misma, confiando completamente en sí misma y en quienes ama, ya no intenta sobreproteger a Elend a toda costa, temiendo que si respira por voluntad propia se va a morir. Por otro lado, Elend ha dejado de ser el niño idealista que vimos en el libro anterior, ahora como nacido de la bruma, y recordando las lecciones de Tindwyl, aprendió acerca del arte de la guerra y las maquinaciones.

Sin embargo, ahora no sentía aquella misma inseguridad. No le preocupaba no ser aceptada ni creída. Había matado al Lord Legislador. Se había casado con Elend Venture. Y, el más notable de todos sus logros, de algún modo en el caos y el desorden había descubierto quién era. No una chica de las calles, aunque se hubiera criado en ellas. Ni una mujer de la corte, aunque apreciaba la belleza y la gracia de los bailes. Era alguien más.
Alguien que le gustaba.

Ya que anteriormente mencioné a Sazed y a Fantasma, ellos dos, más que cualquier otro miembro de la banda (de los pocos que siguen vivos) toman tremendo protagonismo, en el que también crecen muchísimo a lo largo del libro. Al principio del libro, Sazed se encuentra en un pozo depresivo debido a al muerte de Tindwyl, no encuentra sentido a la vida sin ella, incluso deja de predicar las religiones, que eran su gran pasión, porque en ellas tampoco parecen haber respuestas.
Fantasma, enviado a una ciudad lejana a espiar para el emperador, pero se encuentra con una ciudad al borde del colapso, en la que un skaa, que parece poco equilibrado mentalmente, ha comenzado a asesinar a personas de sangre noble bajo el supuesto nombre de Kelsier. A lo largo de los capítulos narrados por Fantasma, vemos cómo deja de ser el niño ignorado que entró a la banda por casualidad, para pasar a ser alguien de importancia, que está intentando ganarse un nombre, y que hará lo que está a su alcance para ayudar a los demás. Aunque no me gustó que muchas de sus acciones estuvieran guiadas por la simple presencia de llamarle la atención a una mujer, se lo perdonamos un poco por ser un niño; Lestibournes te queremos.

TenSoon también tiene su propia trama, la que es realmente importante, y es una de mis favoritas. La trama de TenSoon nos aporta muchas respuestas acerca de lo que está pasando y acerca de quienes son Ruina y Conservación. TenSoon también aportará muchísimo a desentrañar y en cumplir la profecía acerca de El héroe de las eras.
Me puso un poco triste que, después de la tremenda interacción que tuvieron en el libro anterior, en este apenas ni estuvieron en el mismo escenario.

Desgraciadamente, no todo es color de rosas en este libro, y es que a pesar de que hay un gran desarrollo en algunos personajes, hay algunos, por suerte son muy pocos, que son completamente de relleno y que están ahí solamente porque la trama de otro personaje más importante lo necesita. Encontré también muchas páginas de relleno, en las que simplemente parecía que no sucedía nada.

Este libro está muy centrado en la religión. Es la gran palabra que podría describirlo; ya que a lo largo de todo el libro vemos cómo todo gira alrededor de profecías, de El héroe de las eras, de Ruina y Conservación como dioses; y como cereza del postre tenemos el gran conflicto personal de Sazed con TODAS las religiones.
No sé qué tanto me ha gustado esto, para ser sincera, pero lo que sí me ha encantado es cómo Sanderson consigue darle la vuelta a todo para que los sucesos encajen perfectamente. Algunos podrán decir que su final era predecible, pero yo realmente no me lo vi venir.

Siento que Sanderson le dio un final perfecto a la trilogía, que realmente cumplió con todas mis expectativas, y como ya dije, no sé de dónde sale la segunda trilogía porque aquí todos los hilos quedaron cerrados.
Incluso, detalles que creíamos que carecían totalmente de importancia, como por ejemplo la voz de Reen, siempre insistente, en la cabeza de Vin, comienza a cobrar sentido.

Me pregunto qué habrá hecho Elend de haber sabido que estaba en presencia de un dios moribundo, que aquella noche había sido testigo de la muerte de Conservación. Si Elend hubiera esperado unos minutos más en aquel campo de ceniza, habría visto un cuerpo bajo de estatura, pelo negro y nariz prominente caer de las brumas y desplomarse muerto en las cenizas. Por así decirlo, el cadáver quedó solo para que esas mismas cenizas lo enterraran. El mundo estaba muriendo. Sus dioses tenían que morir con él.

Muchas gracias a Penguin Random House por mi ejemplar ♥ .


Espero que les haya gustado la entrada de hoy. Me gustaría que me dejasen su opinión en los comentarios. Les dejo un beso grande y nos leemos pronto.

Reseña | El pozo de la ascensión – Brandon Sanderson

Holiii, sean lectores bienvenidos a mi pequeño blog literario. ¿Cómo están hoy? Yo muy bien, y hoy les traigo la reseña de un libro que, si me encantó el primero, este me encantó el doble.


EL POZO DE LA ASCENSIÓN

FICHA TÉCNICA

SINOPSIS

Durante los últimos mil años, han caído cenizas y nada florece. Durante mil años, los skaa han sido esclavizados y han vivido sumidos en un miedo inevitable. Durante mil años, el Lord Legislador ha reinado con un poder absoluto gracias al terror y la divina invencibilidad que le otorga la poderosa magia de la alomancia. Pero vencer y matar al Lord Legislador fue la parte sencilla. El verdadero desafío será sobrevivir a las consecuencias de su caída. Tomar el poder tal vez resultó fácil, pero ¿qué ocurre después, cómo se usa? En ese mundo de aventura épica, la estrategia política y religiosa debe lidiar con los siempre misteriosos poderes de la alomancia.

MI OPINIÓN

El pozo de la ascensión es el segundo libro de la saga Nacidos de la bruma o Mistborn escrita por Brandon Sanderson. Al comienzo, Mistborn era una trilogía, pero Sanderson quiso seguir agrandando las historias que ocurren en este planeta (Scadrial) y escribió otros tres libros. Pueden verse como dos trilogías separadas, ya que tengo entendido que los siguientes tres (Aleación de ley, Sombras de identidad y Brazales de duelo) ocurren muchos años después que los tres primeros.

Antes de empezar la reseña, les doy un mega tip del que yo no sabía nada. Para las personas, como yo, que nos olvidamos de los detalles de los libros anteriores bastante rápido, Sanderson agregó a El pozo de la ascensión un pequeño resumen de los acontecimientos más importantes que se desarrollan en El imperio final. Por desgracia, yo me enteré de la existencia de éste cuando ya había batallado 150 páginas en las que intentaba recordar detalles de el libro anterior.

El pozo de la ascensión se desarrolla un año después de la conclusión de El imperio final. Así que, aunque voy a intentar no dar muchos spoilers del primer libro, te recomiendo que si no las leído el primer libro, vuelvas por donde viniste, lo siento.

Escribo estas palabras en acero, pues todo lo que no esté grabado en metal es indigno de confianza.
He empezado a preguntarme si soy el único hombre cuerdo que queda. ¿Es que los demás no se dan cuenta? Llevan tanto tiempo esperando la llegada de su héroe (el que se menciona en las profecías de Terris) que se apresuran a sacar conclusiones, convencidos de que cada historia y cada leyenda se refiere a ese hombre.
Mis hermanos ignoran los otros hechos. No pueden relacionar las otras extrañas cosas que están teniendo lugar. Son sordos a mis objeciones, están ciegos a mis descubrimientos.
Tal vez ellos tengan razón. Tal vez estoy loco, o soy celoso o simplemente un necio. Me llamo Kwann. Filósofo, erudito, traidor. Soy quien descubrió a Alendi y quien lo proclamó Héroe de las Eras. Soy el que dio comienzo a todo esto.
Y yo soy el que traicionó a Alendi, pues ahora sé que no debe permitírsele que lleve a cabo su misión.

Luego de la muerte de el Lord Legislador a manos de Vin hace un año, Elend es el nuevo rey del Dominio central e intenta, por todos sus medios y con mucha ayuda de parte de la banda de Kelsier (pero sin Kelsier *llora*), controlar la ciudad. Pero todo se le hará aún más difícil, cuando la ciudad se verá asediada por dos grandes ejércitos que amenazan con tomar la ciudad en busca del atium que tenía el Lord Legislador en su poder. A partir de entonces, la banda y Elend se encontrarán intentando enfrentar éstos dos ejércitos.

Es una historia con tremenda estrategia política, que no hace que el libro sea denso, ni mucho menos. Tiene un ritmo tremendamente ágil en comparación al primer libro, ya que ya sabemos cómo funciona el sistema de magia creado por Sanderson, y eso hace que la lectura sea mucho más rápida y disfrutable.

En este tomo conocemos mucho más acerca de las leyendas acerca del supuesto “Héroe de las Eras” y de el mítico “Pozo de la ascensión”. Debo reconocer que estuve casi todo el libro haciendo teorías acerca de ello, y para cuando terminé el libro resulta que obvio no le había acertado a ninguna.
Gracias al uso de post its, muy recomendados para estos libros, pude ir marcando cada pista (a mi parecer) que Sanderson nos iba dando acerca de estas dos leyendas a lo largo de la historia. Y cada vez que aparecía algo nuevo, solía ir a buscar en las marcas anteriores para ver si podía ir agrandando mis teorías.

Fuente

Algo que me pareció muy reiterativo, a mí y a todos los que leyeron este libro junto conmigo, es que se entiende que vin y Elend se aman, sí ya lo sabemos, no es necesario que Sanderson nos lo repita cada dos páginas. Ni que el único argumento que tenga Vin al referirse a Elend sea “No puedo hacer X cosa porque lo amo”, señora por favor, no haga papelones.

En El pozo de la ascensión la historia no se queda estancada nunca. En todo momento hay acción, muerte y traiciones por donde se las mire; lo que hace que la trama sea tan fluida (como expliqué antes). Realmente me sorprendió, comparado con lo que demoré en leer el primero, lo rápido que leí este libro. Sanderson está aprendiendo bien de George R. R. Martin en el arte de matar personajes.

En esta segunda parte podemos conocer más a los personajes de la banda, ya que en El imperio final, los conocimos pero realmente se enfocaba muchísimo solamente en Vin y en Kelsier. Acá podemos conocer más a Ham, Brisa, Clubs e incluso a Fantasma. Por cierto, Fantasma es un niño y un pan de dios, protejan a ese chico.

Comparando con el libro anterior, en este podemos ver el gran desarrollo que ha tenido Vin a lo largo del tiempo. Sí, le costó deshacerse de todos sus problemas y de sus inseguridades, algunas incluso las conserva; pero ahora ha aprendido a confiar muchísimo en quienes la rodean y también se ha “especializado” en ser una nacida de la bruma.
Por otro lado, Elend no tiene un desarrollo tan apreciable como Vin al principio, sino que éste irá aprendiendo junto con sus compañeros a cómo ser un rey, y a partir de ello, a ir ganando confianza en sí mismo. Es un desarrollo mucho más lento, pero si comparamos el principio del libro con el final, sí resalta bastante cómo ha crecido.

Quizás todavía no he encontrado a ese Sanderson de maravilla que encontré en Escuadrón, pero hay que admitir que de un tiempo a esta parte, han pasado muchos años, y con ello mucho aprendizaje en lo que a escritura se refiere. No digo que esté decepcionada con estos libros ni mucho menos, los recomiendo tantísimo si les gusta la fantasía épica; sólo digo que tal vez me esperaba más de esta saga que es ultra mega reconocida en todas partes.


Espero que les haya gustado la entrada de hoy. Me gustaría que me dejasen su opinión en los comentarios. Les dejo un beso grande y nos leemos pronto.

Reseña | El imperio final – Brandon Sanderson

Holiii, sean lectores bienvenidos a mi pequeño blog literario. ¿Cómo están hoy? Yo muy bien, y hoy les traigo la reseña de un libro que me ENCANTÓ.


EL IMPERIO FINAL

FICHA TÉCNICA

SINOPSIS

Durante mil años han caído las cenizas y nada florece. Durante mil años los skaa han sido esclavizados y viven sumidos en un miedo inevitable. Durante mil años el Lord Legislador reina con un poder absoluto gracias al terror, a sus poderes y a su inmortalidad. Lo ayudan “obligadores” e “inquisidores”, junto a la poderosa magia de la alomancia. Pero los nobles a menudo han tenido trato sexual con jóvenes skaa y, aunque la ley lo prohíbe, algunos de sus bastardos han sobrevivido y heredado los poderes alománticos: son los “nacidos de la bruma”. Ahora Kelsier, el “sobreviviente”, el único que pudo huir de los Pozos de Hathsin, ha encontrado a Vin, una pobre chica skaa con mucha suerte… Tal vez los dos, unidos a la rebelión que los skaa intentan desde hace mil años, logren cambiar el mundo y la atroz dominación del Lord Legislador.

MI OPINIÓN

El imperio final es el primer libro con el que comienza la saga de fantasía épica (antes trilogía) de Nacidos de la Bruma (o Mistborn) escrita por Brandon Sanderson. Esta es una de sus sagas más conocidas, por no decir LA MÁS, pero creo que compite por el podio con la saga de El archivo de las tormentas.
Hace muchísimos años que quiero leer estos libros y realmente no me había animado, pero este es el año de la fantasía épica para mí y dije sí o sí la tengo que leer. Y en verano aproximadamente, nos pusimos a discutir por Twitter con Romina de Cronista de libros y Agustina de Agusthereader y decidimos planear una lectura conjunta de los primeros tres libros de la saga, es decir de la trilogía original.

El libro lleva el título de El imperio final, OJO, no sólo porque se trate de la caída de un imperio, sino porque ese mismo imperio se llama El imperio final. Cuando descubrí esto al ir leyendo me atacó una risa indescriptible, querido Sanderson, ¿no había un nombre mejorcito?
En este imperio viven los nobles y los skaa, que son los trabajadores de clase baja, preferentemente esclavos. Este imperio lleva unos mil años bajo el duro gobierno de el Lord Legislador; un hombre que mantiene aplacados a los skaa, obligándolos a trabajar en base al miedo y gracias a la alomancia, que es un tipo de magia en base a los metales.

Algunos de los nobles también poseen estos poderes que tiene el Lord Legislador en base a la alomancia. Sin embargo, también existen los bastardos, sí como en Game of Thrones; sólo que en este caso, sucede cuando un noble mantiene relaciones sexuales con mujeres skaa. Según la ley, los nobles tienen permitido “divertirse” con estas mujeres, siempre y cuando las maten al final, justamente para que no nazcan bastardos skaa con poderes alománticos (no siempre sucede, pero así se evita que un skaa herede estos poderes). Y además, existen los nacidos de la bruma, que son aquellos que pueden dominar todos los metales, no sólo uno como los brumosos, que pueden dominar un sólo metal.
Imaginen lo fácil que le habría ido a Jon Snow en el Muro si fuera un nacido de la bruma.

Y acá nos encontramos con nuestros dos personajes principales: Kelsier y Vin. Kelsier es “El Superviviente”, es la única persona que sobrevivió a los Pozos de Hathsin, obvio que es un skaa, a los nobles no los mandan a los Pozos. Kelsier es un ladrón de “alta gama” muy reconocido que además es un nacido de la bruma. Por otro lado, tenemos a Vin, una skaa que siempre ha vivido en los barrios bajos, moviéndose de aquí para allá, intentando sobrevivir siendo parte de bandas de ladrones callejeros. Vin siempre ha tenido una especie de “suerte” que le ha permitido sobrevivir sin que la maten o la hieran en demasiada gravedad.
Juntos, quizás la rebelión skaa tenga posibilidades.

Si alguno de las futuras personas está leyendo esta entrada y quiere leer El imperio final, les recomiendo tener esta tabla a mano, es ideal para no marearse en cuánto a nombres y terminologías.

METALEFECTOTÍTULO BRUMOSO
HierroTira de metales cercanosAtraedor
AceroEmpuja metales cercanosLanzamonedas
EstañoAmplía los sentidosOjo de estaño
PeltreAmplía las habilidades físicasBrazo de peltre, / violento
ZincAplaca emocionesAplacador
LatónEnciende emocionesEncendedor
CobreOculta la alomanciaAhumador
BronceDescubre la alomanciaBuscador

Lo primero que debo decir, que me choqué de frente con El imperio final. El primer libro que leí de Sanderson fue Escuadrón, y sé que no debía esperar ni el mismo ritmo de la trama ni nada por el estilo, porque para empezar, Escuadrón es ciencia ficción y El imperio final es fantasía épica; pero realmente no esperaba que el ritmo de lectura fuera tAN LENTO. Sin embargo, era realmente necesario que llevara ese ritmo.
Yo sinceramente llegó un punto en el que estaba perdida y que tenía que releer algunas páginas o fragmentos específicos porque no sabía donde estaba o quien era quién; y realmente no me imagino qué pesadilla sería si tuviera un ritmo muy rápido o si estuviera plagado de acción cada cinco páginas.

El sistema de magia de El imperio final es tan complejo y bien logrado que necesita que el libro sea lento para poder darse a entender. Al principio es confuso llevarle el hilo acerca de empujar o acercar metales, o qué metal hace qué; por lo que la tabla de arriba es 100% recomendada.

Esto es nuestro. La noche, las brumas: nos pertenecen. Los skaa evitan las brumas como si fueran la muerte. Los ladrones y los soldados salen de noche, pero también las temen. Los nobles fingen indiferencia, pero las brumas los incomodan. Las brumas son tus amigas Vin. Te ocultan, te protegen… y te dan poder. Según la doctrina del Ministerio, algo rara vez compartido con los skaa, los nacidos de la bruma son descendientes de los únicos hombres que permanecieron fieles al Lord Legislador durante los días anteriores a su Ascensión. Según otras leyendas somos algo que está incluso más allá del poder del Lord Legislador, algo que nació ese día cuando las brumas cayeron por primera vez sobre la tierra.

Es un libro que tiene acción, pero ésta se concentra mucho más al final, al comienzo casi que no existe. Es, como ya mencioné, un libro bastante introductorio, pero que no carece para nada de trama.
Incluso antes del inicio de cada capítulo hay un pequeño párrafo o frase al que hay que prestarle muchísima atención porque éste luego comienza a tener sentido y es necesario intentar descifrar si habla de acontecimientos pasados o futuros.

Voy a reconocer el pequeño detalle de que después que lo terminé mi cerebro necesitó un descanso y tenía que leer sí o sí algo que estuviera completamente alejado de la fantasía y sin términos raros ni que tuviera que pensar mucho.

Ambos personajes principales me parecieron muy bien construidos, sin embargo con algunos tuve algunas pegas más que con otros.
El personaje de Kelsier me pareció sumamente complejo y muy bien desarrollado. Es un hombre de 30 y poquitos años, nacido de la bruma (tiene la capacidad de dominar todos los metales) y tiene uno de los más grandes egos que he tenido la oportunidad de leer. A lo largo de la trama podemos ir conociendo cosas acerca de él, de sus miedos e incluso de lo que le sucedió en los Pozos. Siempre hay que tener cuidado con lo que él nos dice, ya que Kelsier es mega fan de los secretos.

Por otro lado, Vin es todo lo contrario. Es una chica de dieciséis años, demasiado reservada, que le cuesta muchísimo confiar en los demás, y pensar que todos los que le rodean no van a abandonarla. Vin tuvo algunas cosas que no me cerraban, y no quiero decir que Sanderson no trató del todo bien a su único personaje femenino, pero es que me da esa sensación. Tenía unas actitudes que me hacían revolear los ojos, principalmente con el tema de que no puede confiar en nadie, y segundo se ofendía y se armaba un escándalo mental cuando no se le tomaba en cuenta en ciertos planes.

Tranquilos, no existe un romance entre nuestros dos personajes principales, eso sería una aberración. Kelsier es prácticamente un padre para Vin, e incluso en algunos momentos le dice que su esposa (muerta) le hubiese encantado tener una hija como ella. Es una relación padre-hija muy bonita, que se complementaba mucho en ambas direcciones.

La idea de que alguien pueda jugar con sus emociones, de que pueda “místicamente” obligarlos a hacer ciertas cosas los hace sentirse incómodos. De lo que no se dan cuenta, y tú debes hacerlo, es que manipular a los demás es algo que todo el mundo hace.

Sanderson, me paro de manos con la construcción de este mundo. Sin lugar a dudas nos quedan muchísimas cosas por descubrir aun de El imperio final en los siguientes libros, pero está todo demasiado bien detallado y fluye demasiado bien esta historia.

A pesar de que tiene un final bastante cerrado, muero de ganas de leer El pozo de la ascensión, cuando le haya dado paz a mi cerebro.


Espero que les haya gustado la entrada de hoy. Me gustaría que me dejasen su opinión en los comentarios. Les dejo un beso grande y nos leemos pronto.